La dieta disociada

Los hidratos de carbono requieren un ambiente alcalino en el estómago para ser digeridos correctamente, mientras que las proteínas demandan un ambiente ácido, debido a que las enzimas presentes en el proceso de la digestión activan un pH diferente.

Este plan alimenticio se basa en el principio de no-asociación de aquellos alimentos que requieren procesos digestivos diferentes, para reducir el efecto de digestión lenta que podría afectar la absorción de nutrientes. Así, el concepto fundamental de esta dieta es introducir mayor cantidad de carbohidratos que proteínas en el cuerpo, para mantener el pH del organismo dentro de sus valores fisiológicos (el pH neutro va de 7,1 a 7,8 puntos).

Menu dieta disociadaHay muchas combinaciones de alimentos que resultan compatibles entre ellos. Por ejemplo, puedes consumir pan (un carbohidrato) con verduras (proteínas vegetales); jugos vegetales con verduras (combinando carbohidratos y fibra); leche (una proteína) con pan o bizcochos (hidratos de carbono); yogur (una proteína) con frutas secas (hidratos de carbono). También existen algunas asociaciones que si bien no son las mejores resultan tolerables, como pasta con legumbres, pastas con salsa de carne,  panes junto a comidas proteicas (carne roja, pescados, huevos, etc.), o quesos con fruta fresca. Por otra parte, la dieta disociada también permite asociar pequeñas cantidades de grasa con todas las comidas, lo que permite, por ejemplo, utilizar aceite de oliva extra virgen para cocinar.

Veamos un resumen de las principales reglas que debes seguir para adelgazar con la dieta disociada:

  1. Puedes asociar vegetales con cualquier otro alimento, porque las verduras no interfieren con la digestión de ninguna comida.
  2. Nunca juntes en un mismo plato alimentos con almidón (como arroz o pasta) y proteínas de origen animal (carne roja, pescado, huevos) porque la asimilación de cada uno es diferente. La única excepción es el pan, que a pesar de ser un alimento con almidón puede ser utilizado en combinación con proteínas animales.
  3. Puedes reunir legumbres, leche y yogur con pequeñas proporciones de alimentos con almidón, ya que todos están compuestos de carbohidratos y proteínas en iguales proporciones. Algunos ejemplos son ñoquis y judías, leche y galletas, fideos condimentados con queso parmesano.
  4. Evita totalmente mezclar alimentos muy proteicos como la carne y el pescado, o la leche y la carne. Esto significa que no puedes preparar comidas como el clásico pollo con salsa blanca, que está hecha a base de harina y leche.

 

Dieta disociada trucosLa dieta disociada ciertamente facilita la digestión, por lo que resulta ideal para personas con problemas digestivos o que sienten pesadez después de comer. No obstante, el poder de saciedad de las comidas es bajo, lo que representa un riesgo a tener en cuenta a la hora de controlar las ingestas.

Este régimen incluye 3 comidas diarias con una distancia de entre 3 y 4 horas entre una y otra. El porcentaje de proteínas no debería exceder el 20% de la ingesta calórica total, y debería tomarse solo 1 vez al día. Como condimento, limítate a 3 cucharadas diarias de aceite de oliva extra virgen.

Por otra parte, es fundamental que tomes mucha agua (al menos 1 y ½ litros) u otros líquidos -como por ejemplo té verde o a base de hierbas- pero siempre lejos de las comidas. Te recomendamos seguir la dieta disociada durante un mes entero para notar cambios significativos en tu cuerpo. Recuerda que puedes añadir verduras y frutas libremente a cada plato, variándolos según tu gusto y la estación en la que te encuentres.

La dieta de la alcachofa puntos clave

¿Cuáles son los beneficios del extracto de hoja de alcachofa para la pérdida de peso?

Si quieres perder peso, la dieta de la alcachofa posee teóricamente varios beneficios que podrían ayudarte a cumplir tu meta. Aún se necesitan más estudios como el de 2011 para confirmar ciertos beneficios como reducción de los niveles de azúcar en sangre, disminución del apetito y reducción del estrés oxidativo. La alcachofa puede interferir con medicamentos, por eso debes consultar con tu médico antes de utilizarla con cualquier fin.

Control del azúcar en sangre

El extracto de hoja de alcachofa podría ayudar a bajar tus niveles de azúcar en sangre después de comer, según un estudio de 2011 en “Investigación sobre Fitoterapia”. Controlar tus niveles de azúcar en sangre es importante cuando se trata de adelgazar. Tu cuerpo libera insulina cuando sube el azúcar sanguínea. Esta hormona transporta la glucosa necesaria a las células para que puedan utilizarla como energía. De todas maneras, la insulina también transporta el exceso de glucosa hacia los depósitos de grasa. La investigación de 2011 fue hecha en ratas, por ende se necesitan más estudios para verificar si ganarías el mismo beneficio. El autor principal del estudio, N. Fantini, nota que teorías más antiguas sobre los efectos hipoglucémicos o de reducción de azúcar en sangre de la alcachofa se relacionan con el contenido de fibra del vegetal, el cual no fue un factor en este experimento porque se utilizó un extracto.

Control del apetito

El extracto de hoja de alcachofa también podría ayudar a reducir tu apetito cuando se combina con extracto de frijol, según un estudio de 2011 publicado en “Investigación sobre Fitoterapia”. La prueba clínica –aleatoria, sin información adicional para los participantes y controlada con placebos- contó con la participación de 39 individuos con sobrepeso. Los sujetos que recibieron el extracto en vez de un placebo experimentaron menos hambre, según el autor principal del estudio, M. Rondanelli.

Reducción de la peroxidación de lípidos

La alcachofa podría ayudar a reducir la peroxidación de lípidos en tu cuerpo gracias a su contenido antioxidante, según un estudio de 2002 publicado en la Revista de Química Agricultora y Alimentaria. La obesidad está asociada con una peroxidación reforzada de lípidos, nota D. Yesilbursa, el autor principal de un estudio de 2004 publicado en la Revista Internacional de Obesidad. La peroxidación de lípidos es una medida del estrés oxidativo en las células. Se cree que los antioxidantes combaten el estrés oxidativo neutralizando los radicales libres en tu organismo. Las comidas procesadas ricas en calorías llevan a picos de lípidos y glucosa en sangre, lo que puede causar estrés oxidativo, resalta un artículo de 2007 en la Revista del Colegio Americano de Cardiología.

Consideraciones

Si tienes problemas de cálculos renales, la alcachofa podría exacerbarlos porque incrementa el flujo de la bilis. Los problemas de cálculos renales son comunes durante el rápido adelgazamiento. Cuando tu cuerpo metaboliza grasa durante una pérdida de peso rápida, tu hígado segrega colesterol extra en la bilis lo que puede provocar cálculos renales, nota el Centro Médico de la Universidad de Rush en Chicago, Illinois. Consumir alcachofa junto con ciertas drogas como bumetanida y furosemida puede incrementar sus efectos diuréticos. Además podría elevar tu riesgo de bajos niveles de potasio en sangre si la consumes junto con hidroclorotiazida. La alcachofa también puede interferir con la absorción de drogas como el gluconato ferroso y el complejo de hierro-dextrano.

 

 

La dieta de la piña nos sienta fenomenal

La piña es una excelente vía para eliminar la retención de líquidos y reducir la hinchazón abdominal y la grasa almacenada en el cuerpo. La dieta de la piña es una gran solución a corto plazo para desintoxicar el organismo después de periodos de excesos en la dieta, como las vacaciones de Navidad o la cena de Acción de Gracias, porque la piña es maravillosa para limpiar el hígado, los riñones y el páncreas. Además ayuda a quemar grasa y provee muchas vitaminas necesarias.

De cualquier manera, como la dieta de la piña es muy baja en calorías no se recomienda seguirla por más de 7 días. Si pasa más tiempo tu cuerpo comenzará a sufrir deficiencias de ciertos nutrientes. Recuerda que si estás buscando bajar 10 kilos o más, deberías consultar a un nutricionista para que te recomiende una dieta saludable que, combinada con la dosis adecuada de ejercicio, te asegurará bajar de peso y mantenerte saludable.

¿Que implica la dieta de la piña?

La dieta de la piña implica incorporar piña en cada comida del día. También incluye otros alimentos bajos en calorías que ayudan a reducir la retención de fluidos y eliminan eficazmente las toxinas y la hinchazón.

La dieta implica hacer tres comidas diarias: desayuno, almuerzo y cena. Sin colaciones. La actividad física y la incorporación de al menos 2 litros de agua por día también ayudan a reforzar la efectividad de la dieta de la piña. Te estará permitido consumir, como máximo, 400 gramos de proteína animal magra por día, como pollo, pescado, pavo o conejo, con piña y algunos vegetales.

Ventajas de la dieta de la piña

     Ayuda a reducir los fluidos del cuerpo, colaborando en la limpieza del hígado, los riñones y el páncreas
      Ayuda a reducir la hinchazón abdominal
      Ayuda a quemar grasa corporal y perder algunos kilos rápidamente
      Ayuda a eliminar toxinas del organismo

Desventajas de la dieta de la piña

Es una dieta muy baja en calorías que no incluye todos los nutrientes necesarios para el uso a largo plazo. Puede provocar deficiencias nutricionales y dañar tu    salud si la sigues por más de una semana.
Es una excelente vía para reducir la retención de líquidos a corto plazo. Una vez que vuelvas a comer normalmente otra vez, serás más proclive a ganar peso nuevamente.
Dado que la dieta es tan restrictiva, incluye efectos secundarios como ansiedad, hambre, baja energía e incomodidad física
No es apta para personas con problemas cardíacos o renales
Es un régimen monótono que puede aburrirte muy rápidamente